jueves, 6 de noviembre de 2008

MEZCLA DE AIRE, AGUA Y PALABRA



La espuma es una mezcla de aire y agua y se produce con mayor facilidad en agua salada. Ello se debe a que en el agua salada las superficies que limitan las burbujas están ionizadas, lo cual provoca una repulsión entre las superficies de las distintas burbujas, lo que alarga considerablemente la vida de éstas.
Al estallar las burbujas de la espuma, su membrana acuosa salta al aire, con la sal y las sustancias orgánicas del plancton que lleva disueltas. Durante la caída, el agua se evapora, y los iones y la sustancia orgánica quedan en el aire y son arrastradas por el viento hacia arriba...


El resplandor del rayo contra el cielo oscuro y el blancor de la espuma contra el azul del mar pueden asociarse, pues no sólo en las palabras de las imágenes poéticas, sino también en los balances de cargas eléctricas de nuestro planeta, se da uno de los flujos incesantes que nos rodean.

2 comentarios:

mateo dijo...

El fenómeno de la espuma está bien explicado.
Hay que ver lo que se aprende de Punset.

Un saludo Álex.

Alex Holgado dijo...

Esta vez no se trata de Punset, sino de otros dos fenómenos: David Jou y Marià Baig, quien me regaló el libro 'La Naturaleza y el paisaje' después de una entrevista. Lo recomiendo como libro de divulgación científica. Porque, como se dice en el prólogo, "la ciencia, como el arte, puede renovar nuestra mirada.
Un abrazo, Mateo.